La doble moral de nuestros gobernantes

Hace poco, bien poquito,  hubo una concentración en la puerta del Cuartel de la Guardia Civil de Pamplona en apoyo a este cuerpo de seguridad, donde acudieron miles de personas.

En Pamplona y en Navarra entendimos que era importante mostrar nuestro apoyo a la Benemérita en esos momentos, que vean que los queremos en nuestra tierra y que estamos con ellos ante cualquier situación, y más, como es evidente, con la agresión que dos de sus agentes y sus parejas sufrieron en Alsasua.

Nos equivocaríamos y mucho si pensásemos que Alsasua es un nido de etarras, y me parece un grave error equivocarnos de esa forma con la tensión que todavía hay por este suceso.

Cierto es que esta localidad es mayoritariamente nacionalista, cierto es que en este pueblo hay personas agresivas e indeseables, lo que no es cierto es que todos los alsasuarras sean agresivos, etarras o delincuentes.

No obstante, sí considero que hay un culpable de que esta  situación haya llegado a este punto (sin contar con los agresores evidentemente), este  es el Ejecutivo Navarro comandado por Uxue Barcos.

La Consejera de Paz y Convivencia fue a la concentración en apoyo a la Guardia Civil, y hoy, este mismo Ejecutivo va a acudir a la localidad de la Barranca a dar su apoyo a los detenidos.

La presidenta Barcos fue a visitar al hospital a los agentes agredidos pero a los pocos días la consejera de Interior y Justicia (impuesta por Bildu) se metía donde no debía y calificaba las detenciones de los agresores de “innecesarias”.

Este Gobierno ha intentado quedar bien con ambos, y desde luego con las víctimas le ha salido el tiro por la culata.

La cuestión es que siempre acaban posicionándose con los agresores, pero dicen condenar la violencia, algo muy complicado gobernando con los amigos de Sortu (Batasuna).

Incluso el Parlamento de Navarra, institución presidida por Podemos (o lo que queda de él) se ha defendido más a los agresores que a los agredidos, en la sacrosanta cámara de la palabra navarra donde tiene que imperar la paz y el entendimiento.

La conclusión es clara: para nuestros gobernantes, si defiendes España no defiendes la libertad, y si defiendes el comunismo o el nacionalismo, eres el héroe del pueblo. Si agreden a los primeros son cosas que pasan porque provocan, si agreden a los segundos, los agresores son unos fascistas, sea cual sea el motivo.

¡A PASTAR!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s