Música cara = Música vana

Hoy me apetece hablar de música pero de música de verdad, y ahora os lo explico:

Es curioso lo infravalorados que están los cantantes, pero ojo… hablo de los cantantes de verdad, no de esos que han cantado una vez en su vida y a partir de hacerse famoso empiezan a hacer playback, lo que me parece una falta de respeto a la música, y a los que pagan por escucharla, ya sean empresas, discotecas, eventos, locales o personas físicas.

Me mosquea y llega a rozar el asco profundo cuando veo borreguitas y borreguitos llorar por aquellos que solo mueven la boca y cobran millones, y cómo dicen “le ha salido un gallo” cuando el cantante lleva una hora cantando en directo, sin saberse el estado de su voz.

Que la gente idolatre a Enrique solamente por apellidarse Iglesias, como si cantase, que se peguen por un autógrafo de Abraham Mateo cuando lo único que hace es cantar en el estudio y tararealo en los conciertos mientras lo baila, o que algunos oídos infames se peguen por ver a cantantes que no solamente hacen playback, sino que encima las canciones se las han compuesto otros.

¿Dónde está el mérito ahí? Bueno… la verdad es que estafar tiene pinta de ser complicado, y esos complejos de músicos lo hacen a la perfección.

¿Dónde quedan los que cantaban de verdad? Necesitamos menos Enrique Iglesias, Abraham Mateo, Kiko Rivera y demás tipos, y más Bon Jovi, Raphael o la difunta Rocío Jurado, cuya música nos puede gustar más o menos, pero que cantaban en directo desgarrándose para dar espectáculo a los que pagaban por ello, es indudable.

Esos sí son artistas, como todos esos cantantes de orquesta que pasan las fechas más señaladas lejos de sus familias y amigos para que tú lo pases bien, generalmente por cuatro putos duros, cantando en directo cuatro horas o más… para que no se valore porque no son famosos.

¿No creen que la música es mucho más que un apellido? ¿mucho más que una melodía y una voz enlatada y tuneada en un estudio? ¿compran música para hacer ricos a los que menos se lo merecen o compran para que el verdadero artista pueda comprarse una guitarra nueva?

Mucho nos queda por aprender, y para mí desde luego, el mérito es de todos aquellos que canten mal o bien, con canciones que me gusten o no, sean artistas de verdad y nos deleiten con su voz, y no con la maqueta realizada en su estudio millonario pagado con el engaño musical y la ignorancia de un público babeante por los apellidos y la belleza, y no por la música de verdad.

Utilizo este artículo de opinión para reivindicar, y reivindico sueldos de calidad para músicos y cantantes de calidad. Reivindico vestuarios que no sean de cuatro ruedas para aquellos cantantes que tienen que cantar durante horas. Reivindico seguridad para que los que trabajan encima de un escenario no sienta que su trabajo es saboteado por los graciosos de turno. Reivindico que si quieren música de verdad, hay que pagarla, y que ni de lejos se parece a darle al play del portátil con un USB que lanza canciones. Reivindico que los cantantes y músicos son personas y no productos de la voz.

Cada cual escucha lo que quiere, faltaría más. Pero yo opino lo que quiero, ¡faltaría más!

Feliz 2017, espero que la buena música y los cantantes de verdad os inunden en este nuevo año.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s