Vamos todos (a celebrar la bandera de Navarra)

Esto es una “pequeña historia” de la convocatoria a la marcha por la bandera de Navarra. Pequeña, porque es de “gente pequeña”, no de los protagonistas, líderes o convocantes. Pero espero que sea interesante verla en su conjunto.

Hay quien entiende (o quiere hacer creer) que la bandera de Sabino Arana no representa sólo a su partido y otros nacionalistas, ni siquiera sólo a la Comunidad Autónoma Vasca donde ya la impusieron, sino a todos los que se sienten vascos. Hay gente en Bildu, en el PNV y en sus alrededores que quieren izar la bandera de Sabino Arana al lado de, o en lugar de, la enseña tradicional y legal de Navarra.

Hace unos meses el gobierno navarro anunció su intención de eliminar la Ley de Símbolos, una norma foral que decía que la única bandera regional que podía ondear en edificios oficiales en Navarra es la de Navarra (salvo casos muy excepcionales). Es una norma que ha sido discutida muchas veces, por ejemplo por el ayuntamiento de Pamplona (Bildu) en Sanfermines.

La derogación no tiene ningún efecto práctico, porque la Ley de Símbolos es sólo una norma foral que  elabora ideas que ya están en la ley 39/1981 de 31 de Octubre, que regula el uso de las banderas y tiene carácter nacional. “Deroguen o no la ley, hay obligación de poner la bandera española y la bandera de Navarra y no se pueden poner banderas de otras comunidades en edificios oficiales”, como explicaba Carmen Alba, la delegada del Gobierno. La delegación es quien asume la tarea de denunciar a los ayuntamientos que incumplen esta ley.

Dicho de otro modo, la derogación es un brindis al sol, un “si cuela, cuela” por los nacionalistas intentando darse permiso para hacer lo que la ley no les permite. Y no vale para nada más que para tocar la sensibilidad al común de los navarros.

Tú primero. No, tú primero.

A la mayoría de los navarros no les gustó nada el ataque gratuito a su bandera. Casi desde que se anunció la medida de los nacionalistas, distintas voces empezaron a pedir una manifestación de apoyo, algo que permitiera poner en la calle el sentir general. Pero sorprendentemente nadie la convocaba. Los partidos intercambiaban contactos e invitaciones, a ver si alguien daba el primer paso.

  • UPN no quería convocarla para no quedarse solos. El miedo a que los demás partidos no quisieran seguir su liderazgo era muy serio.
  • El PP no quería convocarla por las mismas razones, sólo que en su caso aún más fuertes.
  • Ciudadanos… hasta aquí puedo leer, pero hicieron lo posible porque hubiera una convocatoria compartida.
  • PSN no quería convocarla pero nunca he sabido exactamente porqué.
  • Los partidos implicados en el desgobierno foral no querían convocar para no causar problemas evidentes.

Por incomparecencia (y miedo común a una manifestación sin apoyo general), la papeleta pasó a la “sociedad civil”, y los que querían una manifestación se pusieron a buscar una entidad que pudiera hacer de convocador neutral, al que todos pudieran apoyar.

Pero las asociaciones tampoco estaban por la labor de dejarse poner en cabeza de la manifestación. Unas porque dependen del Gobierno de Navarra para hacer parte de su trabajo (financiación pública de proyectos), otras porque no querían parecer partidistas, otras por falta de fe en su propio poder de convocatoria. Otras, seguramente, por la lección que tan bien aprendida tienen los navarros de que no es buena idea significarse en contra de lo que dicen los nacionalistas vascos.

La cosa se puso bastante cuesta arriba; los responsables de varias de las más respetadas reconocían una “presión social” bastante fuerte para que dieran un paso adelante.

Y al final…

Hubo valientes. Tres personas “de la sociedad civil”, al principio incluso actuando en nombre propio y no de sus organizaciones, se liaron la manta a la cabeza y enviaron una nota al Diario de Navarra. Y (me imagino) cruzaron los dedos para no ser masticados por el cainismo de sus vecinos.

Una de las personas encabeza Doble12, una asociación cultural joven pero muy seria, y ya debía de haberse hartado de que le pidiéramos que dieran el paso. Otra lidera Vecinos de Paz, una organización local de apoyo a víctimas del terrorismo, y también había recibido muchas peticiones. La tercera lleva un blog notable de cultura e historia navarras (“pequeña historia”, diríamos), y aunque en su caso no puedo afirmar lo mismo, seguro que fue así también.

El Diario publicó la convocatoria sin citar los nombres de los convocantes, en un curioso misterio (tardaron horas en filtrarse). Los partidos reaccionaron con mucho cuidado.

  • En el PP parece que mandaron su apoyo antes de terminar de leer el manifiesto.
  • En UPN tardaron un par de segundo más, pero parece que sabían quién estaba detrás.
  • En Ciudadanos tardaron un rato porque no se sabía aún quién convocaba, ni qué manifiesto querían dar al gobierno. Pero acabaron decidiendo hacer un acto de fe y apoyar.
  • El PSN (la clave para una convocatoria amplia constitucionalista) se lo estuvo pensando más de un día. No sólo por falta de información sino porque no se ponían de acuerdo entre los líderes más constructivos y alguno (en Juventudes principalmente) empeñado en llevar la contraria al PP sin que importe lo que haya dicho.
  • Los partidos implicados en el desgobierno no dijeron nada; alguna de las desgobernantes (PNV) se entretuvo insultando a los convocados e incluso sugiriendo contramanifestaciones (Podemos).

Cuidado con a quién insultas

Los insultos desde el gobierno no fueron nada para la sarta de amabilidades que dedicó y sigue dedicando la prensa afín al PNV, desde “Navarra Orain” a Diario de Noticias (o sus voceros en Twitter). De fachas a sectarios, o a insinuar que el objetivo era cubrir la corrupción o presionar días antes del fallo del Tribunal de Cuentas sobre Barkos, las barbaridades que se han podido leer son, literalmente, de juzgado de guardia. Que nadie les haya llamado al orden aún quizá se debe a que el ridículo que hacen es contraproducente.

Porque entre los que el Diario de Noticias llama “sectarios” o “ultraderecha”, hay militantes de la izquierda navarra que tienen clara su bandera, y votantes de Geroa Bai que no confunden sentirse vasco con no ser navarro.

CapturaLasaosaMarchaBandera

Como se han hartado de recordar los nacionalistas vascos en blogs y webs estos días, la bandera actual navarra es una adaptación de la bandera del Reino de Navarra creada en 1910 por encargo de la Diputación navarra, y obra de afines al vasquismo navarro. Tiene raíces muy poco conservadoras y muy poco sospechosas en esta democracia. Hoy representa a todos los navarros, y precisamente por eso no se debe jugar con su papel.

Una celebración

Ayer día 13 de Mayo los convocantes, ya con el apoyo abierto de sus asociaciones, abrieron una web informativa donde además se puede transmitir el apoyo personal de quien lo desee (apuntarse, en resumen). Algo que ya están haciendo cientos de navarros, y que desde aquí os animamos a hacer.

El “ataque” nacionalista a la bandera navarra es inofensivo, pero la intención no lo es. Llevan dos años intentando pintar navarra de vasco, y recortar lo que no les encaja en la foto. Y Navarra es Navarra, con mucha más variedad que todo eso… y con una bandera que lo representa todo desde hace siglos.

El día 3 de Junio, vamos a celebrarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s